Carta Patriarca Cuaresma 2014
Imprimir E-mail

Queridos hermanos:

Otro año más entramos en la Santa Cuaresma. Es tiempo de reflexión y expiación de nuestras imperfecciones. Es también un tiempo de acercamiento a nuestro buen Jesús, que ha pagado por nuestros pecados con su preciosísima sangre...

Es un tiempo de acordarse del que tiene menos abundancia y del que tiene más problemas, y ver en ellos un alivio a nuestra pequeña cruz, y de echar una mano convirtiéndonos en el buen Cirineo para aquellos que llevan una cruz más pesada.

Pero también es tiempo de reflexión y de alegría: tenemos que mirar en el interior todos nuestros dones poniéndolos a disposición de Dios y mirar a nuestro alrededor para contemplar las muchas gracias que debemos de dar por todo lo que recibimos.

Pedid, pedid, no os canséis de pedir, que Dios en su suma bondad nos proveerá de todo lo que necesitemos. Nos os olvidéis de nuestra Madre Amantísima, María de la Soledad, que es la Madre buena que vela en la ventana con la lámpara encendida, esperando que el buen hijo vuelva al camino de su Padre, y Ella está ahí para hacer la intercesión.

Haced pequeños sacrificios y aplicaos en la oración. La penitencia de Cuaresma de cada uno, que se la dicte su corazón.

Os quiero como al Lirio morado y a la Rosa amarilla de la Pasión, que es Jesús Sacramentado y María Reina del Amor.

Que la bendición de Dios Padre Todopoderoso descienda sobre vosotros y toda la Humanidad.

Paz y bien.

Esteban de la Soledad, Patriarca y Fundador de La Casa del Arcoíris.

PD: Los mensajes que nos vaya dando Nuestra Madre Soledad cada domingo, podrán leerlos en la sección "APARICIONES Y MENSAJES".