Mensaje día 01-03-2009
Imprimir E-mail

Esteban: Salve Redentora de las almas.

María Santísima: Buscad en las directrices de vuestro corazón porque allí está todo escrito, antes de vuestro nacimiento. Todo queda impregnado en vuestra alma. Todos deben hallarse y encontrar realmente quiénes son. Ese es el propósito de la vida. Aprended y enseñad, sembrad mucho.

Esteban: Os quiero hacer una petición por algunos que están aquí, enfermos que están aquí, Usted ya sabe los que son, ponga su mano poderosa, destruya lo malo.

María Santísima: Desde el Cielo cortaré los lazos que atan la fuerza de la oscuridad, pero hay que limpiar mucho para que vuelva la Luz.

El Señor te ama tal y como eres, no quiere que  cambies nada de tu persona. Dios todo lo permite. Sed valientes que con vuestra lucha todo lo alcanzaréis. Vendrán tiempos mejores, en España lo malo cesará. El mundo irá resurgiendo poco a poco, pero el sufrimiento de Dios de nuevo es por África. Que todos mis hijos inclinen su mirada a África, y por la gracia de Dios dejo constituido el Honorato para entrelazar lo divino a lo terreno que alcanza las misericordias de Dios en la Tierra. A Dios le complace mucho la oración, especialmente de Baza. Es un sinfín de almas las que se salvan con la oración y con tu Eucaristía. Niño Precioso, sonríe siempre y anda, anda mucho camino, Dios se halla en ti. Eres el testigo de la mano de fuego para regir el mundo sin juzgar, apartando la paja del grano. Hoy tenéis una bendición especial.

Ves que caen del Cielo lágrimas de ángeles por el triunfo de Baza en la Tierra. Recibid todos la bendición de Dios Padre Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Esteban:
Así sea.