Sacramentos y oraciones
Imprimir E-mail

María Santísima de la Soledad, en sus innumerables apariciones en Baza, ha destacado siempre la importancia de la oración para la vida espiritual de las personas.

No es que Dios necesite oraciones, sino que es la persona la que refuerza sus vínculos con Dios a través de la oración. Nuestro Padre Esteban siempre dice que las personas tenemos un “cable” que sale de nuestras cabezas y nos une al Sumo Hacedor, y cuando oramos, lo que hacemos es ensanchar ese cable hasta convertirlo en una “autopista” por la que sube y baja energía a raudales.

Mucha gente piensa que rezar es “cosa de viejas” o algo para lo que se necesita un gran retiro o una gran preparación. Pero no. Debemos incorporar el rezo a nuestras vidas como algo cotidiano: podemos rezar mientras cocinamos, mientras regamos las plantas o cuando caminamos por la calle. Tampoco se requiere un gran estado de concentración: lo mismo estamos rezando y nos estamos acordando de que tenemos que hacer la compra… No importa. Esto significa que estamos hablando con Nuestro Padre o Nuestra Madre del Cielo y estamos compartiendo con ellos nuestro día a día. El rezo es como la “banda sonora” de esa conversación sencilla y personal que mantenemos con ellos.

A veces, es cierto, que rezando en recogimiento o en un sitio especial, llegamos a alcanzar un estado de paz y de conexión que colman de gozo nuestra alma, pero si esto no se consigue todos los días no pasa nada. Lo importante es vivir en la presencia de Dios.

Pero no nos olvidemos de la Santa Mida. El manjar más delicioso para nuestra alma y para Dios es el Santísimo Sacramento, así que la celebración de una Santa Eucaristía vale más que todas las oraciones del mundo juntas. Todos los sacramentos recibidos son bendiciones que se adhieren a nuestra alma y, cuando estemos en el Gaf, el gran Tribunal de las almas, descubriremos que buenos son sus beneficios.

En los menús de la izquierda, podrán acceder a los textos escritos de las oraciones que solemos practicar en La Casa del Arcoíris. También iremos colgando vídeos para aquellos que quieran compartir sus rezos con nosotros.