Santo Rosario
Imprimir E-mail

Nuestra Madre en sus apariciones en Baza insiste en que debemos ser constantes con el rezo del Santo Rosario, para pedir la misericordia de Jesús para el mundo y para nosotros. Todo lo que hacemos va en dos direcciones, tanto lo bueno como lo malo; es decir, si pedimos por alguna persona o por algo para la humanidad, tus necesidades te las dará Dios por añadidura, recibiéndolas a forma de bumerang. Lo que se ofrece por un lado, se recibe por otro.

 
Sagrario
Imprimir E-mail

El Sagrario es uno de los lugares a los que el ser humano debería de acudir más para bien de su alma, pero por desgracia está siendo abandonado al ir perdiéndose la creencia de que Dios está en ese sagrado lugar.

 
Santa Eucaristía
Imprimir E-mail

El acto más sublime y agradable a los sentidos de Dios es la consagración y la recepción de Sacramentos. En la consagración, el sacerdote es el vehículo por el cual el mismo Cristo se materializa en cuerpo y sangre. Al recibirle en nuestro ser regenera y activa la presencia de Dios en nosotros.