La casa del Arcoiris | Mensajes 2016
2256
page-template-default,page,page-id-2256,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0.2,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive
 

Mensajes 2016

Mensaje de María Santísima de la Soledad en Baza el 27 de marzo de 2016

Esteban: Ave María Purísima. Salve Redentora de las almas, Madre de Dios y Madre Nuestra amantísima.

María Santísima: El Cielo se complace y alegra en la sencillez y humildad de Baza. ¡Qué hermoso está todo! Y mi corazón se complace con los corazones limpios y puros. En los caminos de salvación, los pioneros son ejemplo, y la grandeza que ha depositado Dios en este Santo Lugar es ejemplo de la orla de santidad de los congregados. Son muchos los caminos que se van a emprender y todos de salvación y esperanza.

El género humano se está olvidando de la oración y la reconciliación con Dios. El equilibrio en lo divino como en lo terrenal debe de recuperarse. Con un alma que se inflama de amor de Dios se igualan cien almas que no se acuerdan de su Nombre.

Que vuestra vida sea un suspiro con Dios, piensa que todo lo que necesitéis va a llegar a vuestra vida, pero el tiempo es la manta de tierra que fertiliza el grano. Busca en tu alma las grandes directrices que Dios trazó en ella y sé libre y alegre como Dios te hizo.

En el camino de salvación ha de hallarse el amor y todo en vuestra vida ha de regarse con él. Despertad a la alegría de la creación que es la sintonía con la que el mismo Dios llena la vida de sonrisas, y vivid en ella que es vivir en la presencia del Altísimo.

(….)

Así se hará.

Esteban: Quiero preguntarle algunas cosas.

María Santísima: Estipulado quedó todo.

Esteban: Solo quiero decirle que la amamos y que sabemos que está aquí, pero la vamos a echar de menos.

María Santísima: Mi corazón está siempre con vosotros y vuestro amor conmigo, y corazón y amor van unidos de la mano.

Esteban: Madre, escuche todas las intenciones, en especial las de sanación, y guíe sus caminos y sus vidas.

María Santísima: Cuando se unifica la voluntad a la obediencia es sembrar la vida de cosechas venideras, por eso tú en tu vida has sembrado tanto.

Recibid la bendición de Dios Padre Todopoderoso.

Esteban: ¡Qué olor a claveles más hermoso trae hoy, Madre!

María Santísima: En el Nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo, y el aliento del mismo Dios que trae el aire de la sanación, y recuerda regala tu rosario y no estés nunca triste que nuestros corazones laten a un mismo son.

Esteban: Gracias Señora.

Mensaje de María Santísima de la Soledad en Baza el 20 de marzo de 2016

Esteban: Ave María Purísima. Salve Redentora de las almas, Madre de Dios y Madre nuestra Amantísima.

María Santísima: Hoy traigo un mensaje nuevo al mundo de reconciliación del Espíritu Santo. La unificación de todos los corazones formará la muralla que se ha de derribar y hará que la Luz brille en el mundo.

Son muchos los corazones tristes y afligidos por la dureza de la vida: el bálsamo y consuelo solo se halla en Dios.

Sed perfectos como vuestro Padre Dios es perfecto. No finjáis vuestros sentimientos, sed fieles a vosotros mismos. Emprended el peregrinar de la vida buscando solo las ataduras de Dios y encontraréis en lo humano una gran fortaleza y no habrá fragilidad ni desconsuelo, solo alegría y recompensa.

Traza las líneas y directrices que han de rasgar tu corazón para implantar el único árbol más abundante que da el fruto que el mundo necesita. La Gloria de Dios y la grandeza del hombre van unidas, pues el mismo Dios se halla en el Altar divino de cada persona.

Y a mis hijos los sacerdotes de toda la humanidad: vivid la alegría con la presencia de Dios, que después de las cruces siempre viene la resurrección. Dios le exige poco al que poco le dio, pero aquellos a quienes mucho se les dio, mucho se les exigirá.

Esteban: Madre, tengo unas preguntas que hacerle, Usted ya sabe las que son.

María Santísima: En el año de luz venidero, la vigilia que representa la renuncia al pecado se mantendrá todos los viernes del año inamovible y la Semana de Pascua desde el Domingo de Ramos hasta concluir el Sábado de Gloria. El ayuno seguirá por la oración del Credo y los sacrificios personales serán revisados cada uno por su confesor, pues a Dios le agrada más la obediencia que el sacrificio. Hasta el miércoles a la hora del Ángelus habrá oración y hasta el sábado a las primeras horas de la mañana estará en descanso el alma, siendo receptivos a la purificación que en el cuerpo y en el alma en estos días se trazan.

Sé fuerte y recto pero regaña siempre con amor. A Dios le complace todo lo tuyo así que no dejes que los problemas externos turben tu alma, que es lago de reposo de los dones del Altísimo.

Me complacen los corazones que dirigen su mirada hacia el Señor. El Altísimo se complace en la grandeza de Baza, Puerta del Cielo y bálsamo de amor.

Hoy traigo una bendición nueva que entrará dentro de todos los corazones y quedará en sus familias de generación en generación, que es el «don de la presencia de los Ángeles matutinos», que son los mediadores del género humano para las cosas mundanas. Pedid, pedid, que Dios no se cansa de dar.

Dios Todopoderoso y eterno dé la bendición sobre vosotros y sobre vuestras almas, en el Nombre del Padre, hijo y Espíritu Santo.

(María Santísima lleva una estola en la mano, y se acerca a Esteban, y él la besa)

María Santísima: Has besado la misma estola que utiliza el mismo Dios para celebrar la Santa Eucaristía en el Cielo con los redimidos.

Mensaje de María Santísima en Baza el 6 de marzo de 2016

Esteban: Ave María Purísima.

María Santísima: Soy Redentora de las almas y adoradora de Jesús en el Sagrario, y en mi corazón hoy se complace el amor de la Eucaristía en Baza, y se perfecciona en el Cielo, con las directrices del Santísimo, la salvación de todas las almas.

Esteban: Le ruego por todas nuestras peticiones y quiero darle gracias por todo lo que nos da. Siento miedo por el mundo y por las personas que están a mi alrededor, no permita que sufran.

María Santísima: Dios no se olvida del mundo y mucho menos del que se acoge a Él. Es un movimiento que ha de traer oscuridad y a su vez la luz más pura.

En tu corazón se complace la templanza y equilibrio de Dios con el hombre. Dentro de él se halla el lago más inmenso que se riega con las lágrimas y sonrisas que tu alma desprende.

El mérito es de Dios nunca nuestro, pero la voluntad de uno mismo tiene que ser semejante a la del Altísimo para que se alcance la perfección en el equilibrio del alma.

Has de saber que en tu vida vas a emprender muchos nuevos caminos para liberar al mundo de cargas que no sirven para nada. Dios quiere al hombre libre y fuera de la esclavitud del pecado, y la libertad hará feliz al género humano.

En el Corazón de Nuestro Jesús hay amores a raudales y el Señor siempre está sembrando su amor en la tierra, y a Dios le complace más un alma arrepentida que un alma virtuosa, porque en la virtud también se halla el pecado.

En el camino de la perfección, encontrar el equilibrio en la virtud significa vencer todas nuestras faltas, cada vez que se da un paso en alto se llega más a la luz, y se ha de dejar atrás la oscuridad.

Emprende el camino de la liberación humana, que Dios quiere las almas grandes y libres, sin ataduras.

Esteban: Quisiera darle gracias por el cambio de mi vida, por la gran fe y el amor que hemos encontrado.

María Santísima: En el Jardín del Edén estaba sembrada la semilla, solo Dios ha tenido que abrir las puertas de tu corazón para que, con su luz, germinara. Dios quiere del mundo la perfección, la sabiduría y el amor, y que se halle la felicidad dentro del día a día y las cosas sencillas. Busca dentro de ti, que todo en él se halla.

Hoy no requiero nada mas, solo decirte que mi corazón se complace en el amor del tuyo, y me llena más el amor de tu corazón que todo el amor del mundo entero.

Esteban: Gracias Madre mía, no merezco tanto.

María Santísima: Sonríe siempre, que la bandera de Cristo es la sonrisa, y traza la vida y la felicidad que es lo que Dios requiere de ti.

Recibid la bendición de Dios Padre Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Recuerda, regala tu rosario.

El alma que mira atrás solo lo debe hacer para tomar impulso. En el mañana está la salvación, cada día sed mejores. A Dios le complace que así se haga.

Esteban: Gracias, Madre mía.

Mensaje de María Santísima y Nuestro Señor Jesucristo en Baza el 26 de marzo de 2017

Esteban: Ave María Purísima. Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar. ¡Oh, mi amado Jesús! ¿Qué queréis de nosotros?

Nuestro Señor Jesucristo: El mundo anda en tribulación y me complace que todos los corazones del mundo sean redimidos, que no se pierda ni una sola alma. Que el sacrificio de los mártires, Santos, justos y redimidos sirva de compensación por la salvación de las almas. ¿Renunciáis al mal y a sus obras?

Esteban: Sí, renuncio.

Nuestro Señor Jesucristo: ¿Renunciáis a vivir alejados de lo mundano y vivir por el espíritu?

Esteban: Sí, acepto.

Nuestro Señor Jesucristo: Que vuestro corazón se colme del Amor de Dios y esta llama queme las impurezas del mundo y haga brillar las virtudes del Altísimo. (El Señor está tocando su corazón y sale una llama y la acerca al de Esteban)

Mi Corazón está vivo y late al son de todos los corazones que viven con esperanza y fe de Amor de Dios. La tristeza no se puede hallar en ti, porque la Majestad y la Gloria te cubren con su manto.

María Santísima: Son muchos los corazones que se acercan al Altar de Dios y las oraciones puras acompañan la música de la Gloria del Cielo.

Nuestro Señor Jesucristo: En consecuencia a lo estipulado en esta Santa Casa, el Cielo mostrará un gran signo en el cielo de color naranja para que vean el advenimiento de la Gracia de Dios a la Tierra.

Debéis de estar unidos como granos de arena para formar el Rosario de Dios que trae la Misericordia al mundo y hace vivir la Gloria en la Tierra.

Esteban: Escuche las peticiones que tenemos en todos nuestros corazones.

Nuestro Señor Jesucristo: El amor a lo Divino hace obrar los milagros en la Tierra y hoy se sella en este Santo lugar con la bendición del agua viva que nunca cesa y siempre limpia.

Prepara tu corazón pues debes de estar abierto a todos los cambios venideros.

Esteban: ¿Más cambios?

Nuestro  Señor Jesucristo: Este es el comienzo y para que todo fluya ha de hacerse según la Voluntad del Altísimo. Ama y sufre porque el que no sufre no ama y el que no ama no sufre. Y goza y vive la felicidad en la tierra, que los que dan testimonio de Dios tienen que llevar sonrisa permanente en sus labios y en su alma, gratitud.

Que no se estremezca la Tierra pero sí vuestros corazones con la Bendición de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo, Amén. Hoy recibid la Bendición de Cristo, Hijo del Padre y Padre del Hijo.

Esteban: Le amamos Señor, el mundo lo ama y lo necesita.

Nuestro Señor Jesucristo: Y yo necesito todas las almas del mundo.

Mensaje de María Santísima de la Soledad en Baza el 28 de febrero de 2016

Esteban: Ave María Purísima

María Santísima: Sin pecado concebida.

Soy Madre de la Misericordia, Hija de la obediencia y Hermana del desamparado, y mi corazón se complace al ruego de la humanidad, pues soy intercesora y mediadora del Altísimo.

Hoy se regocija mi corazón en Baza, Altar del Cielo, donde el mismo Dios puso sus ojos para que brillara la Luz de su Gloria.

¡Qué Altar más hermoso! ¡Y qué lindo tu corazón!

Pronto viene la intercesión de Dios para que cese la guerra, pero el mundo se rige como el mar, unas olas se quitan y otras más grandes llegan.

Debes de sembrar en tu corazón la alegría y la firmeza y da una pausa en tu vida, que has de encontrar la paz en tu corazón.

Esteban: Le quisiera rogar por los que están aquí y sus peticiones, y darle gracias por todo lo que nos da, Madre Bendita.

María Santísima: Por lo que ama tu corazón, Dios nada te puede negar, pero emprende que es el tiempo del cambio y a Dios le complace más la obediencia que el sacrificio. Rígete por el mandato de amor que Dios impuso en tu corazón y no te ates a las ataduras humanas, en ellas solo se ata la condenación. Debes mirar al mundo con unos ojos más elevados y encontrar en él tu sitio, que Dios se complace en ti.

Has encendido la antorcha y el fuego que se propaga. Cuando la paja se queme, estará la tierra preparada para resurgir el nuevo grano que nacerá más grande y fuerte y más alto con su cabeza dirigida al Cielo.

Esteban: Madre, le ruego por una familia que lo está pasando muy mal, para que interceda por ellos.

María Santísima: La Voluntad de Dios se une a la voluntad del hombre cuando se realizan sus obras y los sufrimientos humanos tienen siempre la consigna del entendimiento divino.

Esteban: No lo entiendo, Madre.

María Santísima: En su tiempo ya lo entenderás.

Ama y sufre, que amando y sufriendo se trae al Señor a su Trono para que reine en el mundo y nos gobierne con su amor.

Las flores son muy hermosas y muy hermosas las oraciones. La Eucaristía de Baza es gloriosa, y de tu corazón estoy enamorada.

Hijo mío, sé fuerte porque cuando tú eres fuerte los que están a tu lado tienen fuerza para vencer las dificultades y cuando tú estás triste, la tristeza se propaga por todos los corazones.

Hoy traigo una bendición especial que es el polvo matutino de la mañana, que el viento recoge de todas las flores del campo y es dulce como la miel, para que vuestros corazones se rieguen con el bálsamo del amor.

Baza, Puerta del Cielo y tu corazón llave del Arca donde se encuentra el Santísimo.

Aunque haya dificultades, los tiempos venideros son buenos para el mundo.

Regala tu rosario, y recuerda mi corazón siempre está contigo y Jesús se complace con tu persona, la oración y la Eucaristía de Baza.

Recibid la bendición de Dios Padre Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Esteban: Amén.

Mensaje de María Santísima de la Soledad en Baza el 21 de febrero de 2016

NOTA: EN ESTE MENSAJE LA VIRGEN HABLA DE «SEÑALES EN EL CIELO». LOS DIAS 19, 21 Y 23 DE FEBRERO DE 2016 SE HAN VISTO BOLAS DE FUEGO EN EL CIELO: http://cadenaser.com/emisora/2016/02/24/radio_valencia/1456309962_174639.html

Esteban: Ave María Purísima. Salve Redentora de las almas.

María Santísima: Soy mediadora de la humanidad. Hija del Padre, Madre del Hijo y enamorada del Espíritu Santo. Mi alma se hace grande en el amor y la reconciliación de la Eucaristía en Baza.

Ama y sufre, que van cogidos de la mano.

Han de profanar el Dogma Sagrado de nuestra fe y nunca se puede permitir que Satanás triunfe, su lucha es demostrar que la presencia del Ergo no habita en el hombre ni en el universo y solo se halla en la conciencia.

Hay almas tan pobres, tan pobres que no encuentran en ellos la presencia de Dios.

Sé fuerte y cabalga y camina, que el verdadero Camino y la verdadera Verdad en ti se van a desvelar.

Esteban: Quiero pediros por nuestras intenciones, perdonadme Madre, que sé que me dice que no me ocupe de las cosas terrenas, pero quisiera pedirle por Ricardo, por Rubén, por las almas que lo necesiten.

María Santísima: Nada niega Dios al amor de tu corazón.

Esteban: Ayúdeme Madre, me arrepiento de todas mis faltas, quisiera ser digno y puro como Dios espera de mí.

María Santísima: Tu alma es como el agua limpia que siempre está transparente aunque tenga remolinos y nunca se mancha porque Dios tiene puesta su Capa sobre ti.

Esteban: Intervenga, Señora, en todos nuestros problemas.

María Santísima: Todo lo permite Dios para aprender. Sé fuerte, que es el principio de las dificultades. El que con Dios camina ¿a qué le puede temer?

En los próximos días habrá un signo en el Cielo y es la manifestación de Dios para que sus hijos se acerquen a Él.

Y sonríe siempre que es la bandera de Cristo. Y hoy a tu rosario le doy el don de la sanación para que el que lo rece con devoción libere su cuerpo de pecado y sane su cuerpo y alma.

Recuerda que siempre estoy contigo, y tu corazón y el mío laten a un mismo son y todo tú eres Voluntad de Dios. Recibid la bendición de Dios Padre Hijo y Espíritu Santo. Amén.

Así es y así será.

Mensaje de María Santísima de la Soledad en Baza el 14 de febrero de 2016

Esteban: Ave María Purísima.

María Santísima: Sin pecado concebida.

Esteban: María, Madre de Gracia, ruegue por nosotros y por nuestras peticiones.

María Santísima: No son sordos los oídos de Dios por las súplicas de todos mis hijos.

Esteban: Interceded por los que no estén en gracia, para que les llegue la gracia de Dios.

María Santísima: Emprende el Camino de la Reconciliación de Dios. Sembrad un granito para que crezca la semilla que es el fruto de la grandeza de Dios bajado a la Tierra.

Esteban: Le ruego Madre, por nuestra salud, para que vivamos hasta que llegue nuestro momento, pero que estemos bien y para que seamos fuertes. También le pido por el alma de Cayetano.

María Santísima: A Dios le complace la salvación de todas las almas. Con la intercesión de Dios y la mía saldrá del purgatorio estando en su sitio, ya que tú mismo lo sacaste de la viva llama. Interceded por el Glorioso San José que interceda por él y su misericordia.

Ama mucho que amando se siembra y sufriendo se recoge. ¿No entiendes lo grande del espíritu?

Son pequeñas las aflicciones del mundo. El mundo clama de desesperación y tristeza y son muchos los movimientos de tierra, pues es la hora de la gran purificación.

Sed firmes todos los sacerdotes con la oración y la Eucaristía que no flaquee que Satanás hace que tiemble la mano del sacerdote que falta en la oración. Al que mucho se le dio mucho se le exigirá, al que poco se le dio poco se le ha de pedir. Pero el que mucho ama todo lo paga con su amor.

Esteban: Interceda por todos los que tienen su corazón puesto aquí, por la salvación de las almas.

María Santísima: Me complace más la oración que todos los sacrificios del mundo y os exhorto a que cambiéis el ayuno matinal por el rezo de un Credo de esta Santa Casa.

Prepara tus pies que pronto has de viajar, pues el mundo necesita que se emprenda la llama viva, y tú eres la antorcha viva de Cristo que la ha de emprender.

Esteban: Madre, le pido por la lluvia para que llueva sin hacer daño, y si es voluntad de Dios, que cese un poquito el viento.

María Santísima: Las cosas mundanas al mundo, ocúpate de las cosas divinas.

Traza y haz bien tu camino, sé rígido con la vara en los mandatos divinos y sé humano con el cayado apoyándote en lo terrenal. Tú debes estar siempre con la rodilla al aire y el pie en el suelo que es donde te marca Dios como intercesor de la humanidad.

Esteban: Pero si yo soy torpe, no sé hacer bien las cosas.

María Santísima: Tú haces las cosas de tal manera que Dios ha puesto sus ojos en ti.

Esteban: Interceda por nosotros, denos fuerza y alegría.

María Santísima: El que conoce el sufrimiento no conoce la alegría, y el que conoce la alegría es porque ha sufrido primero.

Recibid la Bendición de la Mano Poderosa de Dios que la trae el Señor a las flores del campo para que vivifiquen y muestren la grandeza del Señor en el mundo. Floreced como florecen las rosas del rosal, que el Señor deposita el rocío de la mañana que es el Maná caído del Cielo.

Recuerda, regala tu rosario y regala el mío también.

Esteban: Sí Señora, muéstreme a quién se lo debo regalar.

María Santísima: Recibid la bendición de Dios Padre Todopoderoso. Baza Puerta del Cielo. Tu corazón, tabla de Salvación.

Mensaje de Nuestra Señora de la Soledad en Baza el 7 de febrero de 2016

Esteban: Ave María Purísima.

María Santísima: Sin pecado concebida.

Esteban: Salve, Redentora de las almas, Madre de Dios y Madre Nuestra Amantísima. ¿Qué dispone de mi persona?

María Santísima: Hoy traigo un mensaje nuevo de luz y esperanza al mundo. Aunque se ha iniciado el tiempo de la purificación, la semilla de Dios brotará entre los hombres sembrando almas más puras que los propios Ángeles naciendo del género humano.

Es Voluntad de Dios que se inicie todo. Son muchos los Caminos que se van a emprender, es el tiempo de la cosecha.

No estés triste, está alegre que tu vida es ejemplo de santificación en la pequeñez y en la grandeza, en la humildad y enaltecimiento. Se puede hallar la santidad reconociendo que la bondad no es nuestra, que es de Dios que obra por medio de nosotros.

Esteban: ¿Va a venir los Domingos de Cuaresma?

María Santísima: Hasta el fin del mundo.

Esteban: Señora, quiero preguntarle por el alma de Antonia.

María Santísima: Por tu amor y tu pasión, mandaré mi escapulario para que salga de la pena del purgatorio y goce de la Gloria Divina.

Esteban: También quisiera pedirle por María.

María Santísima: En el momento de su nacimiento a la vida de Dios, yo misma recogí su alma. Está gozando con el Altísimo en su trabajo de cuidarte y protegerte.

No seas tan rígido contigo mismo, pero es el momento que en tu mano esté la vara y el cayado.

No seas frágil, que en los tiempos venideros necesitarás una fuerza sobrehumana para soportar los tormentos que vienen al mundo, pero es verdad que estoy siempre contigo porque tu corazón y el mío laten al mismo son.

Esteban: Quisiera pedirle para que no interceda lo malo en las personas.

María Santísima: La tormenta da miedo, hay truenos y oscuridad, pero siempre el sol brilla. La Mano de Dios, que traza las vidas, defiende la bondad y el amor de la mano del maligno.

Descubre lo que es ser libre y vivir sin cargas ni ataduras pudiendo brindar tu alma a la del Señor con toda felicidad.

Mide tu felicidad con lo terrenal, que Dios goza si tú gozas.

Este año será llamado el año del aire. Y recuerda si fuera fácil, ¿Qué mérito tendrías?

Esteban: Escuche las peticiones de todos los que están aquí, y por todos los que necesitan volver al buen camino.

María Santísima: Las pruebas de la vida hacen más grande la virtud del hombre. Condenar es de hombres, perdonar es de Dios.

Esteban: Madre mía, le amo con todas mis fuerzas y con toda mi persona.

María Santísima: Antes de tu nacimiento, está trazada la línea del paralelo al Altísimo. Todo tú eres Voluntad de Dios y al Buen Dios le encanta toda tu persona humana.

Baza Puerta del Cielo, Altar de Dios, Puerta de los redimidos y Estrella de la mañana que alumbra el nacimiento del mismo Dios.

No requiero hoy nada más de ti. Ama y sufre, que así se destila el amor más puro que es el Amor de Dios.

Esteban: Madre, quisiera rogarle también por el trabajo para las familias y por la yeguada.

María Santísima: Dios tiene sus ojos puestos en ti, donde tú pongas tus ojos también los pone el Señor.

Tocan las trompetas.

Recibid la Bendición de Dios Padre Todopoderoso, y regala tu Rosario.

Esteban: Gracias, Madre mía.